miércoles, 27 de julio de 2011

Subir al Mulhacén por la Vereda de la Estrella


El Mulhacén desde el Valdecasillas

Cuenta la leyenda que Alí Muley-Hassem, padre de Boabdil el chico, último de los reyes árabes de Granada, se enamoró de una de las doncellas de su esposa Aixa. La joven era una esclava cristiana llamada Isabel de Solís, que pasó a llamarse Zoraya. La sultana, llena de rencor y despecho, provocó un enfrentamiento entre los dos linajes nazaríes, los abencerrajes y los los cegríes (partidarios del Rey),  que acabó en una guerra civil. Muley-Hassem perdió y partió al exilio. En su marcha cayó gravemente enfermo y murió. Fue Zoraya, su fiel amante, quien hizo llevar su cuerpo al pico más alto de la Península Ibérica, tal y como él pidió en vida. Desde entonces, a este pico de 3.482 metros de altura se le conoce como Mulhacén.

Subir al Mulhacén por la ruta del norte comenzando por la Vereda de la Estrella es de todas las maneras que yo conozco de alcanzar esta cima, sin dudarlo la más bonita, la más dura y la más querida por mi.

La subida por el norte fue mi primera excursión a Sierra Nevada y nunca agradeceré bastante a Juan Luis y a Cristina la paciencia que tuvieron conmigo. Desde aquella excursión que para mí fue una gran aventura no he dejado de ir a Sierra Nevada al menos una vez al año. Unas veces con amigos otras con extraños y algunas veces solo. 

Esta vez hemos subido mi amigo Vicente y yo. Era una excursión que teníamos pendiente por otra que se nos frustró hace un par de años y tengo que decir que ha sido un éxito, todo ha salido perfecto.

Hablar de la ruta del norte del Mulhacén es hablar de la cabecera del río Genil. El Genil es el afluente más importante del Guadalquivir, nace bajo la cara norte del Mulhacén, en la laguna de la Mosca, con el nombre de río Valdecasillas. Recibe por la izquierda (aguas abajo) al Valdeinfiernos que es el resultado del deshielo de la Laguna Larga, entonces  pasa a llamarse Real. Más tarde se le une el Guarnón, que desciende desde el Corral de Veleta y desde ese momento se llama definitivamente Genil. Durante nuestro recorrido por sus  márgenes se le unirán otros ríos como el Vadillo, el San Juan y algunos arroyos menores.

Comenzamos a caminar en la confluencia del Genil con el barranco de San Juan, allí hay un aparcamiento donde dejamos el coche y un bar. Cruzamos el río por un puente de madera y tomamos la Vereda de la Estrella, llamada así por las minas del mismo nombre hoy abandonadas pero que en su día producían cobre, hierro, plomo y plata. Durante el camino pasaremos por otras minas: La Probadora, Doña Berta, La Justicia todas ellas igualmente abandonadas. 

Después de caminar una media hora tenemos el primer punto memorable del camino. Se trata del "Abuelo" un inmenso Castaño centenario que proporciona una de las escasas sombras del camino. Una media hora más tarde llegamos a la confluencia del Vadillo con el Genil y la vereda se divide en dos: por la izquierda, después de cruzar el río encontraríamos la "Cuesta de los Presidiarios" que sube a "La Loma del Calvario" y por la derecha, que es nuestro camino, seguimos hasta llegar a una curva llamada "El Viso". Al doblar este codo del camino la vista es espectacular y se divisan por primera vez las cimas del Mulhacén (a la derecha) y la Alcazaba (a la izquierda).

La Alcazaba y el Mulhacén desde El Viso

Unos 1800 metros más tarde entraremos en las ruinas de lo que fueron las minas de La Probadora, abandonadas en los años 50 y un poco más tarde llegamos a las de La Estrella. Tras salir de estas llegamos al río Guarnón el cual atravesamos por un puente de madera y desde él podemos ver el Veleta y el Cerro de Los Machos a su izquierda.

Las minas de La Estrella

A partir de aquí el río se llama Real. Seguiremos caminando hasta llegar a la confluencia del Valdeinfiernos con el Valdecasillas y entonces giramos a nuestra derecha siguiendo el cauce del Valdeinfiernos para entrar en la zona de Cueva Secreta. Cueva Secreta (1750 m) es un refugio natural que los pastores han cerrado un poco más con mampostería. Existe en la misma ladera otra cueva más alta de las mismas características. Encontramos en la zona corrales de piedra y es fácil que haya vacas y toros pastando sin pastores, lo que puede sobrecoger un poco, porque son "bichos" muy grandes. Cuando nosotros llegamos la cueva estaba ocupada por lo que hicimos vivac en uno de los corrales de piedra cercanos. Tuvimos la visita obligada del zorro a la que dedico un capítulo especial porque esta vez fue gracioso el animalito. Podéis leer la aventura del Zorro Carterista en el post anterior.

Cueva Secreta desde Majá del Palo

A la mañana siguiente comenzamos la verdadera ascensión. Esta primera jornada podríamos considerarla una aproximación. Tras vadear el río por una pasarela de madera, subimos por una vereda al collado de Majá del Palo para cambiarnos al valle del Valdecasillas. El collado es reconocible porque desde Cueva Secreta se ve La Alcazaba a través de él. A nosotros nos costó alcanzarlo un poco más de lo normal porque dimos un rodeo fuera de la vereda para evitar un toro malencarado que no nos inspiró confianza. 

La Alcazaba desde el collado Majá del Palo


Desde el collado descendemos al lecho del Valdecasillas y comenzamos a ascender por una vereda que aparece y desaparece pero que en cualquier caso sigue el río cruzando el llamado Prado de Las Víboras. Llegado un punto tendremos que vadear el río y pasar a su margen derecha (según baja) hasta llegar a la Chorrera de la Mosca. Entonces tendremos que pasar otra vez al otro lado por un paso un poco comprometido sobre una cascadilla  para comenzar a superar la chorrera por un vasar a la derecha con fuerte desnivel.




Remontando el Valdecasillas

Al fin llegamos a la laguna de La Mosca. La laguna de La Mosca (2.895 m) esta situada en un circo polar al pie de la cara norte del Mulhacén. Se forma del deshielo de toda la pared norte y de ella nace el río Valdecasillas que luego será el Genil. Alrrededor de la laguna hay en esta época del año una amplia pradera de borreguiles y a esta altura las cabras montesas caminan con libertad sin demasiado miedo a las personas y suelen pastar a pocos metros de nosotros o incluso pedirnos comida. Aquí hacemos un descanso un poquito más largo y pronto empezamos el ataque final al Mulhacén. 

 Laguna de la Mosca

Ahora nos dirigimos al Collado del Ciervo caminando entre gigantescas lascas de piedra hasta llegar a la falda del collado donde una senda en zig-zag y con mucha pendiente abierta en la pedriza, nos sube hasta el punto en que pasamos a la otra ladera (3.120 m), viendo La Caldera del Mulhacén con su refugio y varias lagunas.



Subida al collado del Ciervo

La Caldera del Mulhacén

 Después de recuperar el aliento comenzamos el ataque final por el canchal de pizarra que forma la ladera del Mulhacén. Caminamos por vereda, pero todo son piedras sueltas. Vamos ascendiendo y cruzándonos con otros que bajan. El Mulhacén como siempre es una plaza mayor donde va todo el mundo. Unos llegan por caminos meritorios,  pero muchos llegan por la "lanzadera" un autobús que les deja en el alto del Chorrillo y luego con subir sólo 500 metros de desnivel coronan la península.
La foto de cima
La Laguna Hondera desde el Mulhacén (Sietelagunas)

Estos últimos 362 m que restan hasta la cima son matadores. Se acusa el cansancio y un poco la altura, pero pasito a pasito llegamos a la cima. Me sorprendió ver que en el lugar donde yo había dormido el año pasado, había acampado un "indignado" del movimiento 15 M con su pancarta dejando su testimonio en lo más alto. Mi reconocimiento a su esfuerzo. 
El indignado más alto de España (peninsular)

Las nubes, que son muy cambiantes a esta altura, estaban ocupando en ese momento la zona de los 3000 m por lo que no pudimos disfrutar de las vistas sobre la laguna de la Mosca y el valle del Valdecasillas, pero otra vez será. Tras las fotos de rigor procedemos al descenso, desandando el camino hasta regresar a la Laguna de La Mosca. 


Durante esta jornada habíamos andado 11 horas incluidos los breves descansos. La laguna estaba muy animada, había una docena de tiendas de campaña acampadas sobre los borreguiles. Pero teníamos mucho cansancio para hacer vida social y tras una frugal cena y un ibuprufeno nos metimos en el saco aún de día y caímos rendidos. Me despertaron los ladridos de los perros sobre las cinco de la mañana anunciando la visita del zorro y como no, el alboroto de los acampados, pero me volví a dormir tranquilo porque esta vez no había dejado nada fuera y sí había puesto a unos 50 metros de nuestro vivac unos trozos de embutido tapados bajo un cúmulo de piedras grandes, para que el zorro se entretuviera en moverlas y no tuviera tiempo de darme la lata a mi. El invento funcionó. Esa noche no lo vi y por la mañana las piedras estaban movidas y ni rastro del chorizo.
Collado del Ciervo
La laguna de la Mosca desde el collado del Ciervo

El tercer día comenzamos el descenso desde la Mosca sin ninguna dificultad especial. El camino hasta el collado de Majá del Palo se nos hace hace más corto que largo. Bajamos a Cueva Secreta y nos refrescamos en el río que bajaba helado y ahora viene lo bueno, la interminable Vereda de la Estrella. Ya se ha levantado el sol y hace un calor que derrite las piedras. La vereda parece estirarse y se hace muy, muy larga. No se acaba nunca, son los 11 km más largos del mundo. Pero como todo en esta vida al final se acaba, sobre las tres de la tarde llegamos al aparcamiento. Habían transcurrido siete horas desde que salimos de la Laguna de la Mosca. Después de tomarnos unos refrescos para reponer el azucar nos fuimos a casita, cansados pero contentos.


Como anotación diré que cometí el error (muy frecuente en mí) de ir demasiado cargado. Mi mochila incluida la cámara fotográfica pesaba 18,5 kg, eso seguramente hizo que los tiempos fueran más largos de lo debido. Por lo contrario Vicente que sí había escarmentado de la vez anterior, llevaba una mochila muchísimo más ligera y que sin embargo fue suficiente. Este punto hay que mejorarlo.



No hice track de la ruta pero en Wikiloc podéis encontrar varios que siguen este mismo recorrido quizás con otras etapas pero el track es el mismo. 

Por ejemplo:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1661516

Todas las imágenes del post se pueden agrandar haciendo click sobre ellas.


Espero que os guste.
Buen camino.


martes, 26 de julio de 2011

El zorro carterista de Cueva Secreta

click para agrandar




Todo el que ha dormido en las inmediaciones de Cueva Secreta sabe de la astucia y tenacidad del zorro de la zona. No es ninguna sorpresa.

Para los que no lo conozcan diré que Cueva Secreta es un paraje de Sierra Nevada que está situado al final de La Vereda de la Estrella, en la confluencia de los ríos Valdeinfiernos y Valdecasillas. Es un abrigo natural al que los pastores terminaron de cerrar con mapostería, constituye el único refugio en la zona y da nombre al paraje. Cueva Secreta no es una cueva sino un abrigo. Existe otra cueva-abrigo parecida en la misma ladera, pero está mucho más alta y alejada del río.

Mi amigo Vicente y yo habíamos comenzado la ruta para coronar el Mulhacén por la ruta del norte y pensamos hacer noche en las inmediaciones de Cueva Secreta porque el parte meteorológico anunciaba lluvia y como he dicho éste era el único refugio posible si esto sucediera. 
Cueva Secreta (click para agrandar)

Al llegar al porche de la cueva vimos que había un grupo de veinteañeros que habían tomado la plaza. Nada más poner el pie nos dijeron: "hay otra cueva más arriba". El comentario me sentó fatal, yo hubiera dicho "quedaros por aquí cerca que si llueve compartiremos la cueva" o algo parecido. Les dije que ya conocía la cueva alta pero que haríamos el vivac más cerca del río.

Buscamos un lugar adecuado y protegido del viento. Después de cenar nos metimos en los sacos, no sin antes guardar todo en bolsas herméticas y éstas en la mochila, dejando esta última protegida por su funda impermeable. Todo ello no tanto por el miedo a la lluvia que cada vez parecía menos probable, sino para que el zorro no siguiera el olor de la comida y nos hiciera algún destrozo. También metí mis botas al fondo del saco porque aunque mucha gente no lo sabe, a los zorros les gusta robar las botas, y verte tan lejos del coche y sin botas es de las peores cosas que te pueden pasar en la montaña.

Me costaba mucho coger el sueño, las nubes se habían disipado y el cielo estrellado estaba inmenso, costaba dejar de mirarlo. Por otro lado sabía que iba a tener visita y no quería que me pillara con los ojos cerrados. A las cuatro de la madrugada vi pasar a Don Zorro por el muro de piedras que protegía a Vicente del viento. No hizo el más mínimo ruido. Ni siquiera nos miró. Nos ignoró por completo. Yo grité ¡ZORRO! y encendí la luz de mi frontal pero Don Zorro ni volvió la cabeza. Fue tanta su falta de interés por nosotros que casi nos molestó su desprecio. Al minuto comencé a oír gritos en Cueva Secreta,  se encendieron todas las linternas. Silencio. Otra vez gritos. Había mucho revuelo, se notaba que el zorro se estaba dedicando a fondo con los zagales. Yo pensé que no habrían tenido la precaución de esconder la comida y deduje que el zorro tenía mucho trabajo allí abajo y como ya me había manifestado su desinterés me dormí profundamente un par de horas.

Nos disponíamos a recoger el campamento cuando se nos acercó el mismo zagal que nos había invitado a buscar la cueva de más arriba. Llevaba una mochila de tela en la mano con un tirante partido. ¿Habéis visto al zorro esta noche? preguntó. Sí, respondí yo, creo que os ha dado una buena noche. Entonces nos contó que les revolvió todo el campamento, que se quedaban despiertos sentados para que se fuera y  cuando menos lo esperaban, les salía por detrás y volvía a alborotarles. Al final agruparon todas las mochilas, las ataron entre sí y cuando parecía que el zorro había desistido se durmieron.  Pero Don Zorro no se rinde, apenas oyó que las respiraciones eran profundas volvió, rompió el tirante de la mochila del montañero insolidario y se la llevó a su cubil.

El visitante añadió: hemos encontrado la mochila destrozada con restos de la comida alrededor a unos cincuenta metros más arriba de la cueva, pero falta mi cartera donde llevaba la documentación, 10 euros y el bonobús. Me reí por dentro porque se lo merecía, pero le dí ánimos para seguir buscando.

Cuando se fue, volví a mirar el campamento que iba a a recoger. Todo estaba metido en la mochila pero había dejado fuera mi cámara fotográfica protegida por una bolsa estanca por si llovía y la había colocado junto a mi cabeza. Ahora estaba a unos dos metros de donde la dejé. Me volví a reír de la astucia del zorro. No me había despreciado, me había confiado para que me durmiera profundamente y sólo entonces intentó quitarme el único paquete que había suelto. Suerte que desistió.


Botas de montaña 100
Mochila de travesía 120 €
Gasoil para llegar a Sierra Nevada y volver 50

Ver la cara de cabreo del montañero insolidario que te negó el abrigo de la lluvia contando que el zorro le había robado la cartera no tiene precio.

Para todo lo demás Mastercard

lunes, 25 de julio de 2011

Se puede decir más claro pero no más alto

clic Para agrandar

Yo creí que había visto de todo en mis cinco visitas a la cima del Mulhacén, pero mirad lo que me encontré el sábado justo en el mismo lugar donde yo hice vivac el año pasado. 

Este compañero indignado sube todos los fines de semana y coloca su tienda y su pancarta en la misma cima del Mulhacén. Desde luego en el ámbito de la España peninsular no se puede decir más alto.

Desde aquí mando mi apoyo a él y a todas las personas que luchan por lo que saben justo y no se conforman con lo que hay. Otro  mundo mejor es posible, cada uno que ponga su grano de arena.

Como esto no es blog político ni social no quiero extenderme más, pero tampoco quería pasar por alto el gesto y el sacrificio de este amigo granadino.


Ánimo.


martes, 19 de julio de 2011

La Rambla de Los Serrano por la Senda Escondida





Esta es otra manera de acceder a La Rambla de los Serrano. La llamamos la Senda Escondida porque es un sendero que descubrimos Fran y yo por casualidad mientras buscábamos otro distinto que nos había parecido ver desde lo alto. El caso es que esta senda sale de la cabecera del Barranco de la Cueva de Vera en la Pista de San José y discurre prácticamente por la misma terraza del terreno hasta dejarnos bastante cerca del "Puente de Tierra" en la Rambla de los Serrano con una pendiente muy suave, yo diría que de menos del 10%. 


 click para agrandar

El estado del sendero es de abandono, o por el contrario de no consolidado es decir con poco uso todavía, en algún momento invadido por la vegetación, por lo que hay veces que puede parecer dudoso, pero sin embargo, en otros incluso aparece pintado con marcas amarillo y blanco como si hubiera sido un proyecto de PR. 



Tras el comentario de Misantropus sabemos que aunque han marcado con hitos y desbrozado, se han cuidado de no dejar demasiado fácil la entrada desde San José para preservar un poco el camino frente al mal uso y evitar males mayores. Nosotros pusimos hitos en la entrada (en la Pista de San José) y dos semanas después alguien los había quitado. 


Misantropus tiene otra ruta anterior en Wikiloc usando esta senda y que vuelve a la pista de San José por las Siete Marías. La podéis ver aquí. La vuelta por las Siete Marías resulta muy interesante y está muy bien detallada con puntos de interés en los giros.
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1584039


La ruta comienza en el encuentro del Carril de los Serrano con la carretera del Garruchal. Allí dejamos el coche. Andamos luego un poco por la carretera, vadeamos la rambla y subimos hasta la base de la Senda de Los Forestales donde está la barrera de la Pista de San José. 


 click para agrandar

Por la Senda de Los Forestales subimos a la explanada de la Cresta del Gallo y vamos al encuentro de la Pista de San José al poco de caminar sobre esta tras una curva muy pronunciada, tenemos a nuestra derecha la cuerda que divide el Barranco del Sopalmo del de La Cueva de Vera. Nos metemos por esta última vertiente pegados a la cuerda y enseguida vemos que estamos en el sendero que hemos llamado Senda Secreta. Lo seguimos hasta bajar a la rambla de Los Serrano y luego descendemos esta hasta llegar a los campos de limoneros. Nosotros en ese momento decidimos seguir por el carril de Los Serano que corre paralelo a la rambla del mismo nombre pero se podría seguir por el fondo de la rambla. Y por el carril llegamos hasta el coche.


Esta ruta transcurre por sitios muy poco transitados de la sierra. Procurad que al pasar dejemos todo como estaba estropeando lo menos posible el medio natural.

 click para agrandar
 click para agrandar
El Track os lo podéis descargar en Wikiloc
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1865771




Espero que os guste.
Buen camino.

lunes, 4 de julio de 2011

La Sagra por el Bosque Vertical y bajada por la Pedriza

Subir a La Sagra por el Bosque Vertical y bajar por La Pedriza es una de las excursiones más interesantes que se pueden hacer a pocos km de Murcia.


La Sagra, con sus 2383 m.s.n.m. es nuestra montaña grande. La montaña, en realidad no es nuestra, pertenece a la provincia de Granada y es la montaña aislada más alta de Andalucía. Andalucía tiene montañas mucho más altas como el Mulhacén, Veleta, la Alcazaba y toda la cuerda de los tresmiles de Sierra Nevada, pero son montañas en cordillera. La Sagra cuando se mira desde nuestra provincia, parece una gran campana de piedra, o de nieve si es invierno.




Escribir que es nuestra montaña grande siendo montaña andaluza, es porque 
La Sagra es la montaña donde subimos los murcianos cuando queremos sentir que hemos salido de los cabezos y queremos subir una verdadera montaña. Como decía mi amigo Juan Luís "a esta montaña sólo le faltan mil metritos para ser perfecta".


La subida por el Bosque Vertical es una experiencia inolvidable. Transcurre por una empinadísima ladera poblada de pinos laricios centenarios. Son tan grandes y tan ancianos que todas sus formas nos sorprenden y nos dejan embobados al mirarlos. Hay algunos caídos, y aún caídos y secos, tienen el aspecto de árboles de cuento. Parece un realmente un bosque encantado.



La bajada por La Pedriza es también una sensación extraordinaria. Seguro que hay pedrizas aptas para el descenso más grandes, pero yo no las conozco. 

En la Sagra se puede "surfear" sobre los cantos de piedra durante casi un km con una pendiente media del 45% pero que alcanza el 60% en algunos tramos. Al final te baja casi 500 metros de desnivel de un tirón.

Cuando ves la Pedriza desde Los Collados impresiona mucho. Parece mentira que se pueda bajar por allí. Se aprecia claramente la erosión de los que han bajado antes que nosotros lo que nos hace plantearnos si deberíamos dejar de usar las pedrizas como modo de descenso para evitar el deterioro de la montaña.

La pedriza te lleva de un golpe de la roca pelada de la cumbre, al bosque espeso de la falda. Requiere cierta habilidad en el descenso para no caerse, pero si alguna vez acabas en el suelo la caída es suave y sin consecuencias.

Caminar por la cuerda de La sagra da una sensación muy aérea. La montaña es bastante afilada y se pueden ver las dos faldas a la vez



He subido a La Sagra en diversas ocasiones. En la primera, iba con Cristina, Juan Luís y Paco. Nos perdimos buscando el camino al Bosque Vertical, pero encontramos otra ruta difícil de describir que nos llevo igualmente a la cima.


También nos equivocamos bajando por La Pedriza. Lo que creíamos que era La Pedriza resultó ser El Embudo, pero del mismo modo hayamos un camino para el descenso. Lo pasamos muy bien.






Después subí con Juan. Esta vez si que encontramos el Bosque Vertical (ya había aprendido la lección) también sabíamos cuál era la pedriza correcta y todo salió perfecto.





El éxito de la ascensión con Juan y las excelencias que contó a los demás de la bajada por La Pedriza hizo que en la siguiente excursión vinieran muchos componentes de nuestro grupo habitual de montaña: Paco, Pedro, Fran, Nacho, Antonio, Juan Isidro y yo claro. Fue una excursión estupenda. Como se puede ver en las fotos todavía hacía un poco de fresquito.


Este año por diversas causas tenemos muchas bajas y al final sólo hemos podido subir Fran y yo. Hemos pasado un poco de calor por hacerlo tan avanzado el verano, pero ha estado muy bien. No hemos encontrado a nadie en todo el día. Hemos tenido a La Sagra para nosotros solos. Como novedad hemos bajado la pedriza sin parar ni una sola vez. 

Caminábamos siguiendo el track de la excursión anterior por lo que no hemos tenido ningún problema y todo ha salido a pedir de boca. A las cinco y media ya estaba en mi casa en Murcia después de haber comido por el camino.



La ruta es así:
La salida la hacemos desde Los Cortijos Nuevos tomando el camino frente al aparcamiento que discurre bajando a la derecha (mirando a La Sagra) y que nos lleva al Collado Blanco. Poco antes de llegar vemos un camino que sube a nuestra izquierda como a contrapelo, lo subimos unos metros y luego comenzamos a subir ladera por donde mejor nos parezca procurando siempre ir cayendo a la derecha porque el hueco del Bosque Vertical se encuentra allí. 


Una vez alcanzado El Bosque Vertical hay una senda no muy marcada que discurre haciendo zig-zags y hace más llevadera la subida. Esto nos llevará hasta el Collado de La Sagra Chica. Al subir tenemos a nuestra derecha La Sagra Chica y a nuestra izquierda La Sagra. 

Subimos dejando un contrafuerte de roca a nuestra derecha y vamos buscando la cumbre por la cuerda. Llegaremos primero a la antecumbre que tiene una corrala de piedra igual que la cumbre y poco después a esta. Desde la antecumbre a la cumbre se aprecia un sendero bastante consistente.

Para bajar seguimos avanzando en la misma dirección buscando La Pedriza. Hay un sendero claro. Antes de llegar a esta, nos encontraremos con El Embudo que es otra pedriza y podría confundirnos, como he dicho anteriormente a mi ya me pasó. Dejamos atrás este y al poco entramos en La Pedriza que buscábamos e iniciamos el descenso. 


Una vez llegados al pie de la Pedriza sólo nos resta coger un sendero bien marcado a nuestra izquierda que nos devolverá al coche. 


El track y la descripción de la ruta podéis verlo en Wikiloc (corresponde a la del año pasado)
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=896685


Las fotos de la primera excursión por la Ruta Misteriosa aquí.
http://www.meveo.zobyhost.com/imagenes/AlbumSagra/index.htm


Las fotos de la segunda aquí:
http://www.meveo.zobyhost.com/imagenes/Albumsagra2/index.html


Las de la tercera excursión aquí
http://www.meveo.zobyhost.com/imagenes/Album%20Sagra%205-2010/index.html


Y de esta última hay pocas fotos, algunas las pongo aquí en este post pero no hay álbum.


Si vais a La Sagra veréis que es una montaña que se conserva muy limpia. Procurad que al salir de ella esté como la encontrasteis.
Buen camino.